Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Ciencia Ficción’ Category

Inception

En los sueños de Nolan

Dom Cobb (Leonardo DiCaprio) es un ladrón hábil, especializado en el peligroso arte de extracción: el robo de secretos valiosos desde las profundidades del subconsciente durante el estado de sueño cuando la mente está más vulnerable.

Esta habilidad excepcional le ha convertido en un fugitivo internacional y ha tenido que sacrificar todo que le importaba. Ahora a Cobb se le ofrece una oportunidad para redimirse: En vez de llevar a cabo el atraco perfecto, Cobb y su equipo de especialistas tienen que invertir la operación; la tarea no consiste en robar una idea sino en colocar una.

Lo mejor del año

Todas las críticas internacionales dicen que Inception es lo mejor del año. Yo coincido en ello por varias razones: La primera es una idea original bien elaborada, que destaca sobre los remake fáciles y las cintas efectistas que se valen del 3D para atraer al público.

En segundo lugar, el guión escrito por el talentosísimo director inglés Christopher Nolan, es sumamente complejo, lleno de giros y llama a profundas reflexiones sobre un tema recurrente en el realizador: La fragilidad de la mente, el subconsciente y la memoria.

La tercera razón sería la grandeza visual de Inception. La fotografía, arte, vestuario son sencillamente excelentes; dignos de un blockbuster, pero de uno inteligente. El montaje, gran protagonista de la película, es muy audaz y gran responsable de que el espectador entienda el laberinto creado por quien, por mucho, es el mejor cineasta contemporáneo.

No lo mejor de Nolan

Sin embargo, Inception no es la mejor película de Christopher Nolan. Memento (2000) es, hasta ahora, el mejor filme del inglés. Igual o más compleja y original, con un ritmo mucho más acelerado, sorpresas que no requieren de diálogos largos que las expliquen y personajes más elaborados.

Inception se complica más de lo que debiera, lo que provoca dos cosas: Una que el espectador se pierda y tenga que hacer importantes esfuerzos para recuperar el hilo de la historia; y la segunda, que baje considerablemente el ritmo.

Esa complejidad narrativa también puede generar dos consecuencias contrapuestas: Una que el espectador sienta que está ante una película fuera de su alcance y decida no seguirle el juego al realizador, considerándola una cinta no tan buena. O la segunda, que el asistente se vea tan avasallado e intrigado por entender mejor cada detalle, que sienta la necesidad de ir una y otra vez a verla. Me decanto por la segunda.

Para muchos, el final de Inception es una salida fácil a la vorágine en la que se convierte la cinta; para mí el último giro, el siempre necesario, el que deja al espectador pensando por varias horas sobre cuál habrá sido finalmente el destino del protagonista.

Satélites alrededor de DiCaprio

El elenco de Inception alimenta la expectativa alrededor del filme. Protagoniza Leonardo DiCaprio, en un momento de su carrera en el que se le observa maduro y capaz de asumir riesgos interpretativos.

Muy lejos quedó el DiCaprio soso y con cara de niña de Titanic. Afortunadamente, ha crecido como actor; aunque en su papel de Cobb recuerda mucho a Teddy Daniels de la Isla Siniestra. Es momento de que sea considerado para llevarse el Oscar y otros premios, pero no por este papel, sino por el que dejaron de darle cuando hizo Diamante de Sangre o Los Infiltrados.

El resto de los personajes interpretados por Marion Cotillard, Ken Watanabe (Saito), Joseph Gordon-Levitt (Arthur), Ellen Page (Ariadne), Tom Hardy (Eames), Cillian Murphy (Robert Fischer Jr.), Tom Berenger (Browning), el veterano Michael Caine (Miles), Lukas Haas (Nash) y Pete Postlethwaite (Maurice), se convierten en satélites, poco desarrollados, que giran alrededor del personaje protagónico y sus conflictos.

En 2002, Nolan fue nominado por el guión de Memento. Es hora de que la Academia considere al director entre sus nominados, e incluso acaricie la preciada estatuilla dorada. Veremos…

Anuncios

Read Full Post »

Tron Legacy

29 años han pasado desde que se estrenó la primera cinta

Está de vuelta

Casi 29 años después llega a los cines la continuación de Tron, película de ciencia ficción pionera en computación gráfica, lo que la llevó a convertirse en un filme de culto, más allá de que las críticas nunca favorecieron su guión ni actuaciones.

En “Tron: Legacy” Sam Flynn, un experto en tecnología de 27 años e hijo de Kevin Flynn, investiga la desaparición de su padre y finalmente acaba metido en el mismo mundo de programas violentos y juegos de lucha donde su padre ha estado viviendo los últimos 25 años.

Junto a la leal confidente de Kevin, Quorra, padre e hijo se embarcan en una aventura a vida o muerte a través de un cyber universo que se ha hecho más avanzado y mucho más peligroso.

Lenta pero impresionante

Visualmente, Tron Legacy es impresionante. Claro, los recursos tecnológicos de la actualidad le permiten, si bien no innovar como lo hizo su predecesora, si aprovecharlos para entregar un producto que sólo por la dirección de fotografía, la de arte y los efectos especiales vale la pena ver.

Disney espero mucho tiempo para revivir este clásico de la ciencia ficción. Y lo hace de la mano de la tecnología 3D, pero aplicada con economía o, lo que es lo mismo, un 3D bien administrado.

Y digo esto porque la cinta combina las imágenes en segunda y tercera dimensión con habilidad y para diferenciar muy bien los mundos en los que se desenvuelven los protagonistas.

El director es Joseph Kosinski, novato en estas lides de la creación cinematográfica que, sin embargo, sale bien parado de su primer reto creador. Quizá no en ritmo, pero sí en montaje y cuidado de los detalles.

Lo que está totalmente claro tras ver Tron Legacy, es que Disney revivió el clásico con la intención de nunca más dejarlo morir. El final es abierto y deja clara la intención de una tercera parte.

No son el fuerte

Jeff Bridges retoma su papel

Las actuaciones no son el fuerte de Tron: Legacy. Después de los efectos especiales, la figura principal es la de Jeff Bridges, quien llega a la cinta en el mejor momento de su carrera. Tras ganar un Oscar el año pasado por Crazy Heart.

Aquí se muestra como una especie de Jedi con un clon rejuvenecido digitalmente con un efecto artificial pero que no deja de sorprender y despertar la nostalgia de los seguidores de la cinta original.

Garret Hedlund es el protagonista de Tron Legacy. Ya se le había visto Troya, Four Brothers y en Eragon. Su presencia no aporta mucho. No es del todo sorprendente en las secuencias de acción, mucho menos en las dramáticas, y termina por lucir demasiado acartonado.

Afortunadamente, está Olivia Wilde en el elenco. La actriz, con experiencia principalmente en televisión, encarna a Quarro, una nativa del mundo digital, la clave para solucionar muchos problemas de la raza humana. Su interpretación es eléctrica, protagoniza coreografías de acción impresionantes y aporta matices a su personaje.

Read Full Post »

Los personajes han madurado

Se acerca la batalla final

“Harry Potter y las Reliquias de la Muerte” es la séptima y última entrega de la saga de aventuras de Harry Potter, que será estrenada en dos partes.

La primera, comienza cuando Harry, Ron y Hermione parten en su peligrosa misión de localizar y destruir el secreto de la inmortalidad y la destrucción de Voldemort, los Horrocruxes.

Sin embargo, habrá que esperar a mediados de 2011 para presenciar la batalla decisiva y la parte más emocionante del último libro escrito por J.K. Rowling. Porque no se puede negar que al menos los primeros 20 capítulos del séptimo libro son una verdadera pesadilla de aburrimiento, y el mayor temor es que esto se trasladara a la cinta.

Afortunadamente Steve Kloves, el guionista de toda la saga, y David Yates, el director de esta, El Misterio del Príncipe y La Orden del Fénix, lograron condensar los hechos más resaltantes y crear el interés del que carecen las páginas del libro.

Pero lo más interesante de Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte, Parte 1, es ver crecer a los personajes y a los actores con ellos: La escena de Hermione con las manos bañadas en sangre, recuperando la compostura luego de haber puesto su vida en peligro, es sencillamente maravillosa.

Ahora la expectativa por el capítulo final crece tras esta entrega que dejó muy buen sabor de boca en los espectadores.

 

Read Full Post »

Depredadores

Otro rencauche más

Si los ya tan comunes remakes de clásicas películas confirman que en Hollywood las ideas escasean. Para otros es una oportunidades de revivir esos héroes y villanos con los que crecimos (me incluyo en algunos casos).

‘Depredadores’ es levemente una excepción a la regla que todos los remakes terminan siendo de menor calidad que sus antecesores.

‘Depredador’ fue una de las primeras películas que catapultó al señor Gobernador de California Arnold Schwarzenegger a la fama. Fue una buena representante del género de acción hace un par de décadas pero ninguna de las dos entregas anteriores fue una película de primer orden.

Arnold todo embarrado en un duelo a muerte con un depredador es seguramente la imagen que recordarán. Dos décadas después este villano fue revivido para luchar contra otra belleza estética que el cine nos ha dejado, el famoso ‘Alien’. Pero en ‘Depredadores’ la historia se centra enteramente en esta raza alienígena experta en camuflarse y cazar.

Sin mucho gore

El tema de la película es ‘la cacería’. No les adelanto mucho de la historia pues esta intenta dar algunos giros inesperados que realmente son previsibles.

Me atrevo a decirles la idea que seguramente enganchará a los amantes de este género: un puñado de mercenarios de distintos puntos de la Tierra despiertan de un desmayo en plena caída libre atados a un paracaídas que los conduce a una espesa selva. Nadie sabe porque están allí, ninguno recuerda nada desde que se desmayaron cada uno en sus actividades normales…

El clima del filme es bueno: el ambiente de selva y de cacería es palpable, eso sí, sin lograr la tensión de estar al borde de la silla. Las actuaciones son acertadas por parte de un buen reparto. Hay que agregar que hay poquísimos rasgos en común entre los personajes lo cual le da un plus interesante al asunto.

La cuota de gore no es nada del otro mundo: ni muy impactante, pero tampoco floja. La sangre y las cortaduras feroces no son tan brutales como hemos visto en muchas otras películas de Robert Rodríguez (quien produjo el filme), es más algunas escenas parecen haber sido cortadas antes de tiempo para evitar un poco la sevicia.

Los depredadores son bien feos, confirmando que estos han sido muy bien diseñados. No son aterradores, seguramente para no cansar al espectador de los varios minutos en los que aparecen.

Brody ¿héroe?

Lo más extraño de Depredadores es ver a Adrian Brody haciendo el papel de héroe, uno muy particular, rudo y frío, pero que termina desdibujando esa imagen de rebeldía con una resolución del conflicto de la película bastante cliché.

Sí, después de tremendo drama en El Pianista (película que quedó en la retina de todos) nunca imaginé ver a Brody con ametralladora en mano luchando en una sangrienta batalla contra alienígenas de sangre verde fosforescente.

La franquicia de estos grotescos monstruos seguramente seguirá siendo explotada a futuro, ojalá que arriesguen un poco más y sigan la tendencia de montar una película que si bien juega con muchos cánones preestablecidos del género de acción, toma un poco de distancia al presentar una historia entretenida, con un guión válido, buenos personajes y una dirección correcta.

El alma de ‘Depredador’ ha sido revivida. Perfecta para una tarde de cine sin muchas pretensiones.

Read Full Post »

Resident Evil 4

Una de zombies

Por: Rodrigo Romero Salinas

Llegué al cine con tres consejos en mi cabeza: No tienes que perderte los diez primeros minutos de la película, no te pierdas la parte final porque te va a dejar expectante y, por nada del mundo, te levantes para ir al baño.

La verdad este último consejo fue dado por un pana que asistió a la premier de Resident Evil IV en Quito, quien sintió el llamado de la naturaleza y fue hacia el baño. Cuando intentó volver a su asiento se topó con un grupo de ‘zoombies’ en la puerta del mismo y casi muere del susto. Eran los actores contratados por los distribuidores de la película para impulsar la promoción.

Respecto al primer consejo he de reconocer que es más válido. La película arranca de manera simple; con una hermosa mujer asiática parada bajo la lluvia mientras varias personas caminan a su alrededor.

Todo transcurre lento. Los típicos créditos salen con la tipografía que se usa en el título de la película (y el juego por supuesto) y se van intercalando con la imagen de la chica y los transeúntes; cuando de pronto: Suas!! Ya estás sintiendo una adrenalina similar a la de mi pana; ese que casi se muere en la puerta del baño.

Luego, vienen las clásicas escenas de acción, acrobacias increíbles, escenografías sorprendentes y la destrucción de Tokio; todo con el nivel de efectos especiales de la actual década.

El segundo consejo también es bueno. Para mi lo lamentable fue que durante la tarde que fui al cine había visto en TV un capítulo de Futuraza; uno en el que Bender y sus amigos son soldados al mando de Zapp Brannigan.

Cuando llegan a su destino, todos están en un helicóptero sentados esperando órdenes. Brannigan les dice: “recuerden que la ventaja que tenemos es el elemento sorpresa”. El piso se abre y las tropas caen de bruces sobre el planeta que visitan. Brannigan habla nuevamente: “Por supuesto la sorpresa es para ustedes que no esperaban esto”. Jajajaja….

Regresando a Resident Evil IV; en la escena final no hay sorpresa. Más bien una confirmación de que habrá un Resident Evil V.

Read Full Post »

Shyamalan y lo comercial

M. Night Shyamalan es uno de los cineastas más vilipendiados de la industria. Lejos quedaron aquellos halagos que le hacían tras el estreno de Sexto Sentido en 1999, que lo calificaban como uno de los cineastas más prometedores de la historia contemporánea.

Vilipendios injustos, puesto que Shyamalan se ha esforzado por ofrecer historias originales que juegan con el suspenso y el misterio, en un mundo lleno de adaptaciones. Al menos esa es la percepción que genera la mayoría de sus trabajos: Unbreakable, Señales, La Dama del Agua y The Happening.

Han pasado dos años desde la perturbadora y cruda The Happening; y la vocación de originalidad e independencia de Shyamalan, parece haber sucumbido a la rentabilidad de los blockbusters; dándole a sus detractores un motivo para terminar de hundirlo.

El motivo

Ese motivo es El Último Maestro del Aire, película basada en la serie animada “Avatar: The Last Airbender”, creada por Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko, que ubica al espectador en un mundo fantástico dominado, durante casi un siglo, por la Nación del Fuego, la cual ha doblegado a las otras naciones del Aire, el Agua y la Tierra.

Mientras los aldeanos intentan resistir en vano, la joven maestra del agua Katara se encuentran con un joven llamado Aang. Pero, al hacerse patentes los poderes de Aang como maestro del Aire, Katara y su hermano Sokka se dan cuenta de que han encontrado algo más que al último maestro del Aire.

Al ser el Airbender de las profecías (el único que puede controlar a los cuatro elementos), el joven maestro del Aire es la única arma que puede repeler el ataque de la Nación del Fuego y restaurar finalmente el equilibrio del mundo desgarrado por la guerra.

Confusa

El Último Maestro del Aire es una cinta dirigida al público infantil, grandilocuente visualmente, llena de efectos especiales y un montaje que hunde la película en la incomprensión.

Como adaptación, parece no funcionar pues deja de lado elementos importantes de la serie animada transmitida por Nickelodeon y los personajes parecen haber perdido su esencia. Y más allá de esto, el largometraje escrito y dirigido por el realizador indio, avanza de forma desordenada, sin aburrir del todo, pero sí decepcionando.

El casting, dicen los especialistas, no levanta la cinta. Protagoniza Dev Patel, el chico que encabezó el elenco de la cinta de Danny Boyle ganadora de ocho Oscar, Slumdog Millionaire, como el villano Zuko, príncipe de la Nación del Fuego.

Los resultados negativos de la crítica y modestos de la recaudación de taquilla en los Estados Unidos de esta primera película, ponen en duda la segunda parte, de lo que fue concebido inicialmente como una trilogía.

Read Full Post »

Inception

Tejida con demasiada fineza

Inception es Chistopher Nolan retando las lógicas cinematográficas y hasta físicas, burlándose de las formas argumentales repetidas en una industria de pocas ideas y descubriendo ángulos nunca pensados de un tema interesantísimo como lo es el mundo de los sueños y el inconsciente humano ¿Pero Nolan logra realmente romper con estas lógicas? Sí, pero no de manera magistral ni perfecta, aunque no estuvo demasiado lejos de esto.

Apenas salí de la sala de cine pensé a este largometraje como una mezcla del alma de ‘Memento’, por un tratamiento atemporal que describe lo más profundo de los miedos e intenciones de un individuo, con un toque de ‘Matrix’, por varios combates físicos de buen nivel y el concepto presente de “un mundo dentro de un mundo”.

La exploración de capa tras capa del guión, que lleva a mentirle al espectador constantemente sobre lo que realmente pasa, es un logro gigante, pero desemboca tristemente en un par de debilidades del filme. Diseñada para ser una cosa del otro mundo desde su guión, la película exagera los subniveles de “escenarios” o “realidades”, dándole un carácter de lentitud y previsibilidad en el desarrollo de los eventos en pantalla.

Creo que estos tiempos lentos, que van en contravía de la acción, el director los justifica analizándolos desde la relatividad misma que tiene el concepto de ‘tiempo’ mientras se sueña. Mientras se sueña no hay conciencia de tiempo alguno, dicen varios libros del tema, pero esta fórmula creo que termina desenganchando al espectador que se sienta a ver un resultado cinematográfico. Nolan reta los tiempos convencionales del producto cinematográfico, pero termina pecando al pensar más en su obra que en el espectador y el efecto en este.

Personajes sin motivaciones

Me quedé con ganas de ver más de Ellen Page, pero su personaje me ha dejado entender la lógica bajo la cual Nolan decidió enfrentar la película al público. Encarna a Ariadne, la encargada de diseñar los “escenarios” donde cada sub mundo se desenvuelve. Su personaje es plano y al igual que la mayoría, no se conoce absolutamente nada del pasado o de las motivaciones del reparto de protagonistas.

La actuación de Page es apenas sobria para un papel que Nolan pensó necesario para contarle qué estaba pasando en pantalla al espectador: la mayoría de cosas que pasan en la película no las percibimos, nos son contadas a través de los ojos de Ariadne.

Recuerdo a ‘Memento’, cuando Nolan no pensó necesario un personaje así de simplista. En esa ocasión no concibió un personaje de este corte que le permitiera justificar la trama con conversaciones y no con acciones, sino que solamente presentó una obra maestra.

DiCaprio sigue prestando su rostro para grandes directores de manera acertada sin sobresalir en demasía,  pero sin errar, aunque me quedó la sensación que un personaje como Cobb pudo haber sido más complejo.

Joseph Gordon-Levitt mantiene en la misma línea a su personaje (Arthur) sin sobresalir demasiado aunque obtiene gran figuración por el combate tipo Neo en ‘Matrix’ (comparación evidente por sus movimientos y la atmosfera de la escena).

Inception es una película que logra lo que pocas: las ganas de repetirla inmediatamente, además de dejar el tema de los sueños dando vueltas en la cabeza con bastantes preguntas de calibre psicológico grueso. Un intento de Nolan por conseguir una obra maestra que resultó en una película interesantísima, rica para el análisis y que toma más valor por su estructura argumental, aunque los subniveles del guión resulten recargados por momentos, pero que por su resolución misma no es una obra maestra.

Read Full Post »

Older Posts »