Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Romance’ Category

El triunfo de la nostalgia

La investigación policial de un caso de violación y asesinato sirve de marco para contar una historia de amor inconclusa.  Benjamín Espósito es un jurista idealista que dejó pasar la oportunidad amorosa de su vida, y tras jubilarse y encontrarse vacío, busca concluir con una novela no sólo el caso que lo marcó, sino la relación que nunca empezó por falta de definición de su parte.

El Secreto de sus Ojos, película ganadora de un Oscar a la mejor cinta extranjera en la pasada ceremonia de la Academia, es de Juan José Campanella, argentino que antes había ganado este mismo premio por El Hijo de la Novia (2001).

Tal triunfo resultó toda una sorpresa, pues se daba como favorita a La Cinta Blanca de Michael Haneke y, en mi humilde opinión, Un Profeta de Jacques Audiard, era mucho más impactante e integral para llevarse la estatuilla.

Sin embargo, triunfó el sentimiento y la nostalgia que transmite Campanella en sus obras. Lo hizo con El Hijo de la Novia y repite la fórmula del melodrama con El Secreto de sus Ojos. Cinta que se apoya fundamentalmente en el diálogo y diferencia dos épocas por un maquillaje, vestuario y ambientación sumamente eficientes.

Y quién mejor para transmitir todo ese sentimiento que Ricardo Darín, el actor fetiche del realizador argentino, junto a Soledad Villasmil. Pareja que ya había trabajado junta en la película de Campanella El Mismo Amor, La Misma Lluvia (1999).

Y es, quizá, ese conocimiento profesional y personal lo que hizo que la química entre los actores traspasara la pantalla y le enseñara al espectador una valiosa lección: Sólo hay una vida para vivir, y es mejor protagonizarla a sentarse tal cual espectador a verla pasar.

Anuncios

Read Full Post »

9 Meses

Anabel Alonso, Anabell Rivero y Vanesa Romero

Madres a toda costa

En tono de comedia, 9 Meses le pregunta a las espectadoras ¿hasta dónde serían capaces de llegar para ser madres? Ciertamente se vale de lo absurdo para presentar una película insertada en el género de la comedia romántica.

Fernando Díaz, es un actor fracasado que se reencuentra con Charo, una antigua novia de su juventud, quien viene acompañada de sus inseparables amigas Liliana y Clara.

Las tres amigas, pisando los 40 años, le comunican, documento en mano que, hartas de esperar a un príncipe azul que no existe y conscientes de que su reloj biológico sigue corriendo, le han elegido a él como candidato perfecto para que las embarace a las tres al mismo tiempo.

Pero cuando Fernando está a punto de cumplir su sueño de tener una familia numerosa, el verdadero amor se atraviesa en su camino y lo que parecía ser una excelente idea, se convierte en un obstáculo.

Ligera y predecible

Tras un planteamiento muy rápido y eficiente del conflicto, 9 Meses se pasea por todo el proceso de concepción de los deseados bebés, cae en una especie de letargo más allá de la mitad de la película, para luego resolver el conflicto de forma apremiante.

El guión de la cinta resulta ser predecible, pero ligero, con buenos momentos humorísticos, totalmente apoyados en los recursos de los que puedan echar mano los actores, que fueron dirigidos por Miguel Perelló quien se ha desempeñado como productor ejecutivo de distintas películas, entre ellas las venezolanas “Una casa con vista al mar” y “Cyrano Fernández”.

Apoyada en los actores

La cinta 9 Meses se apoya mucho en las interpretaciones de su elenco. Destacan Anabel Alonso, la actriz y representante del Stand Up Comedy en España; y el protagonista masculino Enrique Arce, quien ahora mismo tiene el papel de Arturo en la serie “Física o Química”.

Los acompañan la española Vanesa Romero, quien interpretó a Ana en la exitosa serie “Aquí no hay quien viva” de Antena 3, y Anabell Rivero, cuya experiencia en cine se limita a “Mi Vida por Sharon”. Ambas se ajustan muy bien a sus respectivos papeles, esteriotipados, por cierto.

Así mismo, en 9 Meses es posible ver a Mónica Cruz, hermana de Penélope Cruz, quien está iniciándose en el mundo de la actuación y a quien, seguramente, le será difícil desprenderse del hecho que es prácticamente la doble de su hermana; demostrando, además, que la inexpresividad y falta de talento es cuestión de genética.

Read Full Post »

Comer Rezar Amar

Un viaje hacia sí mismo

Honestidad, autenticidad e inspiración son tres palabras que definen muy bien la cinta Comer, Rezar, Amar. Basada en la historia real de Elizabeth Gilbert, que plasmó su búsqueda personal en el libro del mismo nombre, el cual ha vendido más de 6.2 millones de copias en Estados Unidos y fue traducido a más de 40 idiomas.

Esta historia de amor, pero no de pareja, sino hacia sí mismo, llena de lecciones y enmarcada en paisajes imponentes, fue dirigida por Ryan Murphy, mejor conocido por su trabajo con las series de televisión ganadoras de un Golden Globe: “Nip/Tuck” y “Glee”.

El realizador logra equilibrar el viaje interno de la protagonista con el externo, apoyado en unos diálogos poderosos y cargados de enseñanzas.

Sin embargo, una vez planteado el conflicto y tomada la decisión, tardía, de iniciar el viaje, Comer, Rezar, Amar, se pierde junto a las inmensas dudas de la protagonista, en un metraje largo, que hace perder un poco de interés por parte del espectador, quien si no es amante de los paisajes, puede llegar a aburrirse.

Afortunadamente la cinta se encuentra a sí misma hacia el final y repunta el ritmo que había sido olvidado. Afortunadamente, Comer Rezar Amar tiene a su favor una hermosa fotografía, el atractivo de los escenarios donde fue filmada y actuaciones convincentes.

La cinta termina por ser una opción ligera, reconciliadora y desestresante que invita a los espectadores a emprender su propio viaje, no importan que sea dándole la vuelta al parque más cercano, pero que los ayude a quererse más y ser mejores personas.

Julia se reencuentra

Julia Roberts, con la madurez, había perdido la gracia para las comedias románticas. Y sólo se le conoce un destello de buena interpretación dramática en Erin Brokovich que no parece haber tenido repetición reciente.

Sin embargo, en Comer Rezar Amar entrega una actuación cargada de matices y convincente sobre una mujer compleja como lo es Gilbert, con quien la actriz sostuvo un encuentro para conocer de primera mano sus motivaciones.

Sobre su interpretación, Roberts dijo: “Entre el proceso del divorcio, tener citas, viajar, conocer extraños y no saber qué hacer, todo ello me dio una gran oportunidad de interpretar un personaje complejo y fascinante que abarca toda la gama de emociones, desde la vulnerabilidad hasta la fuerza, desde la indecisión hasta la confianza”.

La acompañan un interesante y muy talentoso casting conformado por James Franco (Spiderman), el genial Richard Jenkins (Quemar Después de Leer), Viola Davis (nominada al Oscar por La Duda), Billy Crudup (Big Fish) y Javier Bardem, quien, aunque aparezca como protagonista en las piezas promocionales, es un actor de soporte con una participación muy puntual.

El papel de Felipe, un hombre herido por un divorcio traumático, que vuelve a creer en el amor tras conocer a Liz, vendría a ser el primer papel “comercial” de Bardem después de ganar el Oscar por el estremecedor asesino sociópata, Anton Chigurh, en la película No es País para Viejos.

En conjunto, esta selección de actores resulta ser todo un acierto de la cinta.

Read Full Post »

Cartas a Julieta

Querida Julieta

Sophie Hall, es una novata escritora quien junto con su novio Victor vuela de Nueva York a Italia como luna de miel anticipada. Mientras que Victor se encarga de algunos negocios, Sophie se encuentra en el famoso patio en Verona donde vivía la enamorada Julieta Capuleto de Romeo y Julieta, y en donde mujeres de todo el mundo dejan cartas para Julieta, añorando encontrar o recuperar el amor perdido.

Ella descubre una carta de hace 50 años escrita a Julieta por Claire Smith buscando a un joven italiano que la enamoró cuando ella era una adolescente y le responde.

Para sorpresa de Sophie, la carta inspira a Claire, ahora una abuela, a viajar a Verona en busca de su amor perdido. Acompañada por su nieto, el trío emprende una búsqueda por toda la Toscana, y en el camino descubren que el valor para lidiar con el amor no se consigue fácilmente.

Como los clásicos

Cartas a Julieta es una comedia romántica, de esas que hacen recordar a los clásicos de este género. Tiene gracia, un guión coherente que se inclina más al romance que a la comedia, una protagonista encantadora y unos escenarios en los que hasta los más insensibles se enamorarían.

El director del filme es Gary Winick, quien tiene en su currículum las cintas 13 Going On 30 (2004) y Charlotte’s Web (2006). En Cartas a Julieta convierte a la Toscana italiana en el gran protagonista del filme, aprovechando los hermosos parajes para hacer apropiados planos generales.

La película es sumamente emotiva, esperanzadora, muy femenina y hasta un poco ingenua. Una buena representante del género, que no aburre en lo absoluto.

Sobre los hombros de Amanda

Ya todo el mundo conoce el talento como cantante y actriz de Amanda Seyfried, quien además ha demostrado que es buena no sólo para la comedia, sino también para el drama en Querido John.

Ahora en Cartas a Julieta tiene el papel protagónico, en el que se soporta toda la película; y el resultado no decepciona. Es la actriz ideal para interpretar este tipo de papeles.

La secundan dos actores que no tienen ninguna imagen de galán, por lo que su posición de disputa por la damisela no es del todo creíble. Quizá se trate de prejuicios, pero la costumbre de ver a Gael García Bernal en papeles dramáticos pesa.

En el caso de Chris Egan (Eragon), es menos evidente esa inconsistencia, pues recuerda mucho a Hugh Grant en sus buenos tiempos, los de Cuatro Bodas y Un Funeral.

La cereza en el helado la coloca la presencia de la imponente y maravillosa Vanessa Redgrave (Atonement). Como dice la directora de casting de la película: “El reto era conseguir a ese actor que subiera las expectativas, para que inmediatamente subiera el nivel del filme’ y eso fue precisamente lo que ocurrió en este caso.

Read Full Post »

Eclipse

Hormonas descontroladas

Ha llegado el momento de decidir. Ya Bella ha entrado en la adultez, y con esta etapa vienen las decisiones difíciles. Esta vez, debe elegir entre el gran amor de su vida, Edward, y su deseo de transformarse en vampiro; y la terrible guerra entre vampiros y licántropos que eso puede desatar.

Esta historia fantástica de jóvenes con poderes especiales, se pone cada vez más dramática, y aún falta una cuarta parte: Amanecer.

Esta tercera entrega fue dirigida por David Slave, realizador de los filmes Hard Candy (2005) y 30 Días de Noche (2007), dos filmes bastante oscuros, lo cual podría haberle impreso a la saga el estilo lóbrego que le hacía falta, pero en lugar de eso, el espectador se encontrará ante una cinta al mejor estilo de una serie juvenil.

Si no fuese por la tremenda recaudación de taquilla, cabría preguntar ¿por qué se molestaron en hacer esta tercera película? Pues en los 124 minutos del filme no pasa nada trascendente.

Lamentablemente, en lugar de mejorar, esta saga está en decadencia. Aunque no hay que perder las esperanzas, y rogar que el capítulo final muestre una cara más elaborada y menos hormonal de los vampiros.

Read Full Post »

Recuérdame

Robert Pattinson asume un papel dramático

Recuérdame por su final

Han pasado varios años desde la inesperada muerte del hermano mayor de Tyler Hawkins (Robert Pattinson), Michael. Tiempo en el que ni él, ni su familia han podido reconciliarse con el dolor, la angustia y el enojo.

Desorientado, Tyler y su amigo Aidan Hall (Tate Ellington), intervienen en una pelea callejera y son arrestados por el detective Neil Craig (Chris Cooper), quien tiene una hija Ally Craig (Emilie de Ravin), que estudia en la misma institución que Tyler.

Tyler se propone conquistar a Ally, primero para vengarse de Neil, pero luego porque se establece entre ellos una increíble conexión que se pone en peligro cuando el detective descubre quién es el muchacho que está saliendo con su protegida hija.

Todo por el final

Esta es una de esas películas que engaña por su poster o cartel. No se trata, aunque la foto promocional y el actor que encabeza el elenco (Robert Pattinson) lo sugieran, de una comedia romántica.

Es más bien un drama romántico acerca de cómo las personas afrontan las pérdidas, y cómo el amor puede ser ese sentimiento que haga a los seres humanos conectarse con la felicidad nuevamente.

Recuérdame es una cinta cuyo guión, escrito por Will Fetters – novato en estos menesteres – resulta más o menos predecible, monótono y un tanto exagerado, en el sentido de ¿realmente es posible que le sucedan tantas desgracias a una misma familia?

Pero la lección que sí  aprendió este guionista es la de introducir un giro sorprendente, que deje al espectador boquiabierto. Pues eso sucede en los últimos minutos de Recuérdame. La historia, de pronto, adquiere otro matiz y deja un “sabor de boca” distinto.

El director, quien no aporta demasiadas novedades en el planteamiento visual y la puesta en escena (más allá de las secuencias finales), más bien imprime un ritmo lento, es Allen Coulter (Hollywoodland).

Más allá de Twilight

El nombre de Robert Pattinson no genera demasiada confianza y no es, precisamente, sinónimo de calidad interpretativa. Claro, quizá es injusto tomando en cuenta que la carrera de Pattinson apenas comienza y todavía carga con el estigma del joven vampiro Edward Cullen de la saga Twilight.

Lo que sí hay que reconocerle es la intención de deslastrarse de este personaje que lo ha colocado como el ídolo de las adolescentes de la actualidad, con un papel dramático y exigente.

El resultado no es exactamente el mejor, pero lo que empieza como un trabajo muy similar al que ha hecho en la saga que lo lanzó al estrellato, luego va evolucionando un tanto, sin abandonar por completo su pose de adolescente problemático y ensimismado.

Lo acompañan buenos actores, totalmente desaprovechados: Pierce Brosnan, Chris Cooper (ganador de un Oscar al Mejor Actor de Reparto por Adaptation), Lena Olin (Casanova) y Gregory Jbara (ganador de un Tony).

Read Full Post »

It’s Complicated

Meryl Streep está en el esplendor de su carrera

Amor en la edad madura

El título original, Es Complicado, le hubiese sentado mucho mejor a la comedia romántica protagonizada por Meryl Streep, Steve Martin y Alec Baldwin. Y es que es difícil imaginar una situación más complicada que la de un “revival” o una reconciliación con el ex, y más aún si este se ha vuelto a casar y cada uno tiene ya su vida hecha y opciones amorosas para elegir.

Pues esta es la situación que plantea la guionista y directora Nancy Meyers, autora de las también inteligentes Lo que Las Mujeres Quieren (2000), Alguien Tiene que Ceder (2003) y Las Vacaciones (2006).

En Enamorándome de mi Ex, Meyers entrega un guión sumamente ingenioso, cargado de situaciones cotidianas pero hilarantes, diálogos perspicaces interpretados por grandes actores, enmarcados en una puesta de escena muy tradicional.

Trío Magnético

El fuerte de esta cinta está  en ese guión y, por supuesto, en el trío protagónico. Meryl Streep, Steve Martin y Alec Baldwin por separado son un imán para el público, imagíneselos juntos…

Además interpretando unos personajes absolutamente deliciosos, llenos de matices, bien estructurados, completamente humanos, profundos, cargados de defectos y virtudes. Unas verdaderas joyas.

Meryl Streep interpreta a Jane, una mujer que acaba de despedir a la última de sus hijas, quien se va a la universidad, dueña de una pastelería, decide hacer las remodelaciones que siempre ha deseado a su casa.

Es cuando conoce al arquitecto Adam, interpretado por Steve Martin, recién divorciado, con quien siente una química muy especial; pero que llega justo en el momento en que Jane se ha liado, luego de una noche de copas, con su ex marido Jake, durante un viaje a Nueva York a la graduación de uno de los hijos del matrimonio.

Los tres ofrecen actuaciones absolutamente destacables. Sus personajes conmueven, hacen reír y seguramente lograrán que muchos espectadores se identifiquen con sus historias, muy factibles.

Meryl Streep, centro de la cinta, como siempre luce encantadora, una excelsa representante de las mujeres de su edad, con absoluto control sobre su sexualidad, sentimientos, maternidad y profesión. Como actriz, está en el esplendor de su carrera.

Read Full Post »

Older Posts »